Domingo, 26 de febrero de 2006
Eso me ha hecho recordar escenas de mi infancia. En aquella ?poca nevaba en Madrid, te despertabas una ma?ana y tu madre te dec?a -hoy no vas al colegio, que ha nevado-. ??Que alegr?a!!, yo creo que por eso relaciono la nieve con algo festivo y agradable, concomitante con dejar de hacer lo desagradable y dedicarme, como en aquellos tiempos a escuchar desde la cama esos sonidos diferentes en la casa, ese ir y venir de mi madre, o?r acostado el programa de "Matilde, Perico y Periqu?n", precursor del de "Los Porretas", leer tebeos, ordenar la colecci?n de cromos en vigor, desayunar tranquilo y esperar con impaciencia la orden de salir a la calle, bien abrigado (en exceso a veces), para encontrarte con el milagro inmaculado de la nieve. Ya ten?a un adelanto viendo el patio, miraba hacia arriba y ve?a las cuerdas de tender la ropa, todas blancas de nieve amontonada en inveros?mil equilibrio, las estalactitas de hielo colgando de los canalones del tejado, un mundo m?gico y silente, s?lo roto por la queja prosaica de alguna vecina -... con este tiempo no se seca la ropa ni a tiros...- no exento, no obstante, de un cierto deje de alegr?a por el acontecimiento que lo motivaba.
La salida a la calle era apote?sica, pues alguien m?s madrugador que t?, te estaba esperando para lanzarte la primera bola o mazacote de nieve, ataque al que respond?as inmediatamente y que era a su vez contestado y as? hasta casi la extenuaci?n feliz del que se agota jugando. ?A las Comendadoras!, grit?bamos, y sal?amos corriendo, resbalando, cayendo a veces, sin mayores consecuencias y jaleados por las risas de los dem?s, lleg?bamos a la plaza, escenario de nuestros juegos y qued?bamos boquiabiertos por tanta belleza blanca, ya se ve?an los surcos dejados por el paso de alg?n veh?culo en la calzada, y la nieve pisoteada en las aceras, pero hab?a rincones a?n sin mancillar que lo dejaban de ser muy pronto bajo nuestras botas. Por la tarde el lugar se hab?a convertido en un lodazal, pero no importaba, con "suerte" al d?a siguiente, como si la vida pasara p?gina, tendr?amos un nuevo manto de nieve en el que escribir, con juegos, la bella historia de nuestra ni?ez.

Publicado por AMB43 @ 9:30
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 01 de marzo de 2006 | 11:34
QUE BONITO???